m
Post Recientes

ES YA COSTUMBRE anquilosada que, luego de una tanda de lances a la verónica, el torero abroche la embestida del toro con eso que

HASTA EL MÁS ajeno a la tauromaquia tendrá que admitir el enigmático encanto que transpira el vocabulario taurino. Sólo en la lidia se puede